La alveolitis dental, también conocida como osteítis alveolar, es un trastorno que puede surgir después de una extracción dental, y es más común cuando se trata de las muelas del juicio.

La alveolitis dental ocurre cuando el coágulo de sangre que normalmente se forma en el alveolo (el hueco dejado por el diente) se cae o se rompe, dejando los nervios y el hueso expuestos a las bacterias orales y agentes patógenos, pudiendo dar lugar a inflamaciones e infecciones.

El mayor riesgo de desarrollar alveolitis se encuentra en los cinco días posteriores a la extracción dental. Algunos factores de riesgo incluyen fumar, el uso de corticoesteroides y anticonceptivos orales que contienen estrógenos.

Síntomas de la alveolitis dental

Los síntomas de la alveolitis dental pueden incluir:

– Dolor agudo en la zona de extracción que se extiende hacia la cara.

– Fiebre.

– Inflamación de los ganglios debajo de la mandíbula y el cuello.

– Mal sabor de boca y mal aliento.

Prevención y tratamiento de la alveolitis

Durante la extracción dental, el odontólogo toma medidas para proteger el coágulo y prevenir su caída, como la limpieza del alveolo, lavado y colocación de una gasa con antibiótico tópico o analgésico. A veces, se prescribe un antibiótico oral.

Para evitar la alveolitis, es importante mantener una buena higiene bucal y seguir las recomendaciones del odontólogo sobre la alimentación y la ingesta de líquidos.

Si a pesar de estas medidas preventivas se desarrolla la alveolitis dental, el tratamiento inicial implica el uso de antiinflamatorios para reducir la inflamación y el dolor, así como antibióticos orales para combatir infecciones. La alveolitis generalmente desaparece en aproximadamente diez días.

Si experimentas síntomas de alveolitis dental o necesitas orientación sobre extracciones dentales, te invitamos a ponerte en contacto con la Clínica Dental Santo Domingo. Nuestro equipo de profesionales está aquí para cuidar de tu salud bucal.